LA CAMPANA

“Una vez estuve en un pueblecito que tenía una campana junto al templo. cuando alguien del pueblo tenía buena suerte,iba y tocaba la campana. Si se recogía la cosecha o se casaba la hija, si alguien volvía del hospital o había hecho un buen negocio, si el tejado se había renovado… todo aquello que les alegrase. Cuando
sonaba la campana, todo el mundo salía, miraba al que tocaba y le decían: muy bien hecho, muy bien hecho.”

La alegría o simpatía empática es un antídoto seguro contra la depresión, un buen ingrediente para llegar a tener una vida feliz.
Termino de leer esto en un libro escrito por Ayya Khema “Siendo nadie, yendo a ninguna parte“, un manual de meditación.
Namaste

  2 comments for “LA CAMPANA

  1. 13 noviembre, 2016 at 7:21 am

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  2. 13 noviembre, 2016 at 7:26 am

    como en un grupo de whatsapp sin chistes

Comments are closed.